924 844 710 / 639 818 024

Tapones de oído

 

Tapones de baño

Los tapones de oído se usan para proteger al oído, ya que se adaptan perfectamente al canal auditivo, evitando que pueda entrar el agua. El uso de los tapones de baño está recomendado en niños y en personas que de forma regular padecen otitis. Y también en los casos en los que haya una patología con perforaciones de tímpano y drenajes, etc.

Los tapones de baño se fabrican en silicona hipoalergénica, al igual que la laca que los reviste son materiales testados de alta calidad. Al ser silicona son blandos y cómodos además por la extensa gama de colores pueden ser discretos o divertidos.

El mantenimiento, es muy sencillo, pero a la vez muy importante ya que es la manera de evitar problemas tanto en el oído (infecciones, etc.), como alargar la vida de estos. Los cuidados como decíamos son muy simples después de casa uso, se deben lavar con agua (hay profesionales que recomiendan agua destilada) y jabón (neutro, suave, no abrasivo) y poner especial interés al secarlos ya que se deben mantener siempre secos mientras estén guardados, además recomendamos guardarlos en una cajita de uso exclusivo para ellos.

Para poner los tapones se recomienda aplicarles un poco de crema que puede ser hidratante, solo con la finalidad de facilitar la entrada enel conducto auditivo. Debe de quedar correctamente colocado y adaptado en la concha del oído para que tenga la máxima efectividad.

Para sacarlos siempre deben hacerlo agarrando el tapón por el asa destinada para este uso, ya que si tiran de alguna otra parte, haciéndolo de forma reiterada puede sufrir algún deterioro.

tapones

 

Tapones para ruido

El ruido son niveles elevados de sonido, puede ser molesto y perjudicar la capacidad de trabajar al ocasionar tensión y perturbar la concentración, puede ocasionar accidentes al dificultar las comunicaciones y señales de alarma y también puede provocar problemas de salud crónicos y, además, hacer que se pierda el sentido del oído.

La pérdida del sentido del oído a causa de la exposición a ruidos en el lugar de trabajo es una de las enfermedades profesionales más corrientes. Los trabajadores pueden verse expuestos a niveles elevados de ruido en lugares de trabajo tan distintos como la construcción, las fundiciones y el textil. La exposición breve a un ruido excesivo puede ocasionar pérdida temporal de la audición, que dure de unos pocos segundos a unos cuantos días. La exposición al ruido durante un largo período de tiempo puede provocar una pérdida permanente de audición. La pérdida de audición que se va produciendo a lo largo del tiempo no es siempre fácil de reconocer y, desafortunadamente, la mayoría de los trabajadores no se dan cuenta de que se están volviendo sordos hasta que su sentido del oído ha quedado dañado permanentemente. Se puede combatir la exposición a ruidos en el lugar de trabajo, a menudo con un costo mínimo y sin graves dificultades técnicas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.